DECLARACIONES INSIDIOSAS DE FERNANDO LONDOÑO EN CONTRA DEL CINEP

Por: Jonathan Marín-Cano
Desde 1972 el CINEP trabaja por la edificación y la construcción de una sociedad más justa y equitativa. Por medio de estrategias que lleven al desarrollo humano y sostenible, adelanta proyectos de diversa índole en muchas regiones del país, reflexiona sobre la amplia crisis humanitaria que permea los tejidos sociales. En tal sentido el CINEP toma partido por los sectores más discriminados y excluidos del orden social existente con miras a promover su participación activa en el desarrollo social. Un propósito enmarcado en el Proyecto Apostólico de la Compañía de Jesús en Colombia.
A raíz de un artículo publicado en una página web argentina, se desató el pasado 18 de noviembre una polémica en torno a una supuesta afirmación de FRANCISCO DE ROUX en una conferencia en ese país. La afirmación estaba relacionada con la cooperación militar de los Estados Unidos de América en nuestro país y con el debate público de Agro Ingreso Seguro. Los malos lectores habían confundido el alcance real de la afirmación del provincial de los Jesuitas: de ningún modo, afirmaba en los medios el sacerdote, he dicho que la estrategia política de Uribe es una amenaza para el desarrollo de país. En efecto, Francisco de Roux afirmaba que “Colombia es una Nación fallida que vive una profunda crisis humanitaria y de dignidad; por eso tenemos la idea equivocada de que la dignidad nos va a venir de la protección que nos dé otra Nación, o de las armas, o de la seguridad del Estado". Así pone de relieve el alcance de la cooperación de los estadounidenses: no son los salvadores como lo pretende afirmar Fernando Londoño!!! Aquí podemos remitir nuestro pensamiento a las diversas críticas –unas superficiales, otras más profundas- que se han endosado a la política antidrogas de EEUU: mientras haya demanda, hay producción, por ejemplo.

Casanare: exhumando el genocidio

  Casanare en el cambio de siglo saqueo de riquezas y exterminio de poblaciones

 
Casanare es uno de los departamentos colombianos de mayor extensión, tiene 44.490 kilómetros cuadrados, por lo que representa el 3.9% del territorio nacional y el 17.55% de la Orinoquía colombiana. Su territorio se extiende en el piedemonte oriental de la Cordillera Oriental de los Andes colombianos y pertenece a la región denominada Los Llanos Orientales.1Cuenta con una población de aproximadamente trescientos mil habitantes y está dividido en 19 municipios, siendo El Yopal, su capital.
 
Un gran porcentaje de su territorio corresponde a las sabanas de los llanos orientales en donde la altura sobre el nivel del mar oscila entre los 110 y 230 metros; su zona limítrofe con el departamento de Boyacá es montañosa y se integra al relieve de la Cordillera Oriental que abarca desde el piedemonte llanero hasta más de 3.000 metros de altura sobre el nivel del mar. El clima presenta variaciones de temperatura que van de 27° hasta 8°, condiciones que hacen que el departamento cuente con ventajas naturales y ambientales que lo convierten en un lugar privilegiado para el desarrollo de la agroindustria de la palma, el sorgo, el arroz y el algodón, la extracción de minerales, petróleo y el turismo.

Caso Tipo No. 8, Ariari: Memoria y Resistencia

*Contenido

* Contexto de la conología de la agresión

* Cronología de los crímenes del Alto Ariari

* Cronología de los crímenes del Bajo Ariari

* Estado de la Investigación: La Impunidad

* Experiencias de Resistencia

* Listado de víctimas

 


El Ariari no ha dejado de ser un territorio de conflicto pero también de búsquedas incesantes y creativas; de mucha muerte pero también de mucha vida; de opresión aplastante pero también de resistencia heroica.

El Alto Ariari, que comprende fundamentalmente los municipios de Cubarral, El Castillo, El Dorado, Lejanías, Granada y San Juan de Arama, y el Bajo Ariari, que comprende los de Vista Hermosa, Puerto Rico, Puero Lleras, y Puerto Concordia, han sido escenarios, en el pasado, de numerosas migraciones forzadas, genocidios, nuevos desplazamientos y retornos, pero sobre todo, allí han tomado cuerpo varios de los planes con que el Estado colombiano ha querido responder a la insurgencia armada pasando por encima de los derechos de la población civil y haciendo caso omiso de la tragedia de las víctimas.

Otras publicaciones y proyectos investigativos han abordado los períodos conocidos como el de “la Violencia” (años 40 y 50 del siglo pasado); el del nacimiento de las FARC (años 60); el del narcotráfico y el primer paramilitarismo (años 70 y 80);  el del Genocidio de la UP (1986 – 1998); el de los Diálogos del Caguán y el “Plan Colombia” (1998 -2002). Este estudio se centra en lo sucedido entre 2002 y 2008, años en los que predomina la política de “seguridad democrática” y se implementa el “Plan Patriota”, como complemento del “Plan Colombia”.

Noche y Niebla No. 39

 

Perfiles totalitarios

- Contenido
- Presentación
- Estadisticas
- Casos del periodo

- Listado de víctimas


 Acaba de llegar a mi buzón el siguiente comunicado, de muy buena fuente:
“Familias campesinas de Remolinos del Caguán piden a la justicia colombiana la libertad de sus seres queridos y dicen no más a los montajes judiciales contra la población civil. Las comunidades campesinas…han sido objeto de múltiples violaciones a los Derechos Humanos…Continuamente vienen registrándose detenciones masivas a partir de montajes judiciales para encarcelar y estigmatizar a los campesinos que habitan las regiones de la antigua zona de despeje, con el supuesto, de que quienes las habitan están vinculados de alguna manera con la insurgencia”.

A juzgar por las informaciones que recibe a diario el Banco de Datos del CINEP, ese tipo de violación de los derechos humanos no se aplica solamente en el Caguán, es común al resto del país. Uno recibe la impresión de que es el actual sustitutivo de la masacre, entendida como eliminación masiva de ‘enemigos del régimen’ por medio del asesinato. El régimen, desde luego, tiene una cara política y otra económica.

Cuatro días antes, Brigada 15 había felicitado a los militares

Cuatro días antes de asesinar a tres jóvenes de Soacha y presentarlos como dados de baja en combate, La Brigada 15 había felicitado a los militares

 

Por: Redacción Noche y Niebla

Soacha, mayo 21 2009 . En audiencia de imputación de cargos a 17 militares implicados en la desaparición forzada, concierto para delinquir y posterior ejecución extrajudicial (Homicidio Agravado) de DIEGO ALBERTO TAMAYO GARCERA, 25 años, VÍCTOR FERNANDO GOMEZ ROMERO de 23 años y JADER ANDRÉS PALACIO BUSTAMANTE 22 años, Radicado 11001600009920080028 ante el Juez Segundo Penal Municipal con funciones de control de garantías de Soacha, Fernando Sarmiento, la Fiscal 19 Especializada adscrita a la Unidad de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario Maria Cecilia Jaimes Amado, reveló en detalle la forma en que se realizan los “falsos positivos” por parte del Ejército, al igual que la s últimas horas con vida de los jóvenes de Soacha.

Distribuir contenido